Pero intentamos destronar la muerte con el beso... (Antonio Gala, Enemigo íntimo)