Gritos hondos como un eco ya han zarpado conmigo... (Inmaculada Hernández Ortega, Algebas)